All for Joomla All for Webmasters

 

Llame ahora para más información: (+34) 958 28 00 00

 
New
1486069144882

Guadix

Availability:out of stock 0 item(s)
Product Code:
80,00 €
Podrá experimentar cómo es la vida en una casa cueva en la localidad de Guadix, adentrarse en su conocido barrio de cuevas y visitar su grandiosa Catedral, así como pasear por su casco histórico.

Descripción

dolmen Gorafe dormitorio cueva artesanado mirador el fin del mundoLa comarca de Guadix y El Marquesado se sitúa al noreste de la provincia, un lugar de una gran riqueza patrimonial y arqueológica, caracterizada además por sus singulares casas-cueva, ciudades monumentales, parajes naturales, dólmenes, etc.

Está formada por una inmensa altiplanicie situada al este de Granada. Compuesta por la localidad de Guadix y los pueblos que la circundan, esta zona disfruta de un riquísimo legado arqueológico e histórico. Sus paisajes están llenos de contrastes, entre las laderas que preludian Sierra Nevada y el árido paisaje lunar de badlands, surcado de verdes oasis lineales que siguen a sus ríos.

Ha sido un cruce de caminos desde la más remota antigüedad, encontramos en su territorio dólmenes, restos íberos y la ciudad romana de Acci (Guadix) fundada por Julio César. En el siglo VIII arribaron los musulmanes y, aunque fueron expulsados ocho siglos más tarde, aún perdura la herencia islámica en las iglesias mudéjares, en las técnicas de cultivo y en los topónimos árabes. De la época cristiana destacan la catedral de Guadix.

El terreno donde se asientan la Hoya de Guadix y los valles de los ríos Fardes y Gor se excava con facilidad. Esta característica geológica ha dado lugar a un peculiar tipo de hábitat: las casas-cueva. Al estar excavadas en la tierra se consigue un aislamiento térmico que hace que la temperatura se mantenga constante durante todo el año. Cálidas en invierno y frescas en verano, rústicas y acogedoras, sus paredes encaladas y la sencillez de las formas enamoran a todo el que las elige como alojamiento turístico.

Por eso la ruta que inicia hoy le sorprenderá por su paisaje espectacular y sin duda guardará un grato recuerdo de las imágenes que va a encontrar a su paso.

A muy pocos kilómetros de la ciudad nos encontramos con el Parque Natural de la Sierra de Húetor, lugar de nacimiento del río Darro, que es el río que abastece de agua a la Alhambra y a sus jardines del Generalife, y con el Puerto de la Mora, situado a 1.380 metros de altitud.

Una característica de la vegetación de esta sierra es el predominio de bosques de pinos, como los de la Sierra de Alfacar y Víznar, junto con otros bosques autóctonos de encinares, robledales o sabinares. Un poco antes de llegar a nuestro destino, está señalizado el monumento natural de las Càrcavas de Marchal. Esta formación es debida a la escasa vegetación, a las lluvias de tipo torrencial frecuentes en la zona y al arrastre de materiales. Por estos agentes fue creándose un paisaje de barrancos, regueras y profundas zanjas denominadas cárcavas.

Estas peculiares formaciones de tonalidades marrones, ocres, verdes y oscuros constituyen un conjunto de gran atractivo visual.

Estos paisajes en general son conocidos con el término bad-lands, ya que no son aprovechables para la agricultura, pero, desde tiempos remotos, los habitantes han utilizado estas formaciones para construir viviendas a modo de cuevas. El material arcilloso del que están compuestas permite un alto grado de impermeabilización, lo que ayuda, a su vez, a mantener una temperatura constante en su interior. El habitáculo se comunica con el exterior por una sola puerta y a veces por una ventana para mantener las óptimas condiciones ambientales.

La construcción de una cueva, obra que ha contado siempre con la ayuda del “maestro de pico”, se inicia dando un corte vertical al terreno que servirá de fachada, quedando libre el plano horizontal, situado delante. A veces, según la topografía es necesario realizar otros dos cortes verticales en los extremos para que actúen a modo contrafuertes.

En el centro de la fachada se traza la puerta en arco, y a partir de esa puerta, la primera habitación con techo en bóveda de cañón, planta cuadrada y unas dimensiones de 2,5 a 3 metros de lado. A continuación de esta primera estancia se irán excavando en forma de galería las diferentes habitaciones.

La topografía del terreno, es la que marca el proceso constructivo con sus curvas y pendientes y se podía tardar alrededor de un mes en excavar una cueva de cuatro habitaciones. Es posible ver todo esto en cuevas-museo como La Inmaculada, en Purullena, o el Centro de Interpretación de Guadix.

panoramica guadix

GUADIX

Llegamos a la ciudad de Guadix, nuestro destino. Haremos un alto en la Oficina de Turismo situada en la plaza de la Constitución donde se pueden apreciar restos romanos del siglo II y parte de la muralla almohade del siglo XIII.

Podemos diferenciar en Guadix tres zonas urbanas claramente definidas: La alta, ocupada por cuevas; la medieval, renacentista y barroca; y el nuevo Guadix, fruto del desarrollo urbanístico más reciente.

En la singular configuración de su casco urbano destacan como signo distintivo sus típicos barrios, como el de las Ermitas o de las Cuevas, con numerosas viviendas habitadas excavadas en la tierra. De su rico patrimonio destaca la Alcazaba árabe, monumento nacional que se erige en la cima de un cerro, la monumental Catedral y multitud de iglesias y ermitas.

Podemos hacer varios recorridos turísticos por Guadix empezando por la plaza de la Catedral y el Barrio Latino donde podemos encontrar el Palacio de Villalegre o el Antiguo Hospital de la Caridad y la iglesia de Santiago.

mini1 mini2 mini3También podemos recorrer el Barrio de San Miguel y el Barrio de la Magdalena donde se encuentra restos de murallas y el monumento al Cascamorras.

Pero sin duda el recorrido más emblemático de Guadix sería a su barrio de cuevas, desde donde divisamos una de las panorámicas más impresionantes de la ciudad.

Cualquiera de las opciones que elija le dejará un grato recuerdo de la ciudad que fue descrita por el geógrafo francés Jean Sermet: “Guadix es una ciudad que no se debe describir; debe ser vista”.

Volver a: Rutas Provinciales